8 maneras de prevenir el cáncer de colon

marzo 23, 2021

cáncer de colon

El cáncer de colon no recibe la misma atención que algunos cánceres de perfil alto, pero debería. Cada año en nuestro país se diagnostican cerca de 15 mil casos nuevos de personas con cáncer de colon y/o recto, enfermedad que al tratarse de manera oportuna, permite la curación en nueve de cada 10 casos. Se estima que anualmente seis mil 500 personas mueren en México por esta causa.

Luego están las buenas noticias sobre el cáncer de colon: se puede prevenir. Setenta y cinco por ciento de todos los casos podrían evitarse con cosas que puede hacer diariamente.

Use estos ocho consejos como guía para reducir su riesgo. Comience con uno o dos y construya un hábito desde allí. Es su salud. Tome el control.

8 consejos para reducir el riesgo de cáncer de colon

1. Haz la prueba de cáncer de colon

Hacerse pruebas de detección periódicas para el cáncer de colon es la mejor manera de protegerse de la enfermedad. Puede detectar el cáncer temprano, cuando es más tratable, y ayudar a prevenir la enfermedad al encontrar crecimientos anormales llamados pólipos que pueden convertirse en cáncer.

Existen varias pruebas de detección efectivas para el cáncer de colon. Algunas son fáciles de hacer, pero deben hacerse con más frecuencia. Otras son más complicadas y ocupan más atención y tiempo pero deben hacerse con menos frecuencia. La prueba que se realice va a depender de sus preferencias personales y su historial médico.

Edad y tipos de pruebas para diagnosticar cáncer de colon

La mayoría de las personas deben comenzar a hacerse exámenes de detección a los 50 años. Sin embargo, algunas pautas recomiendan los 45 años como edad ideal. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon u otros factores de riesgo importantes pueden comenzar a hacerse pruebas aún más jóvenes y con más frecuencia. Hable con un médico sobre los posibles costos y beneficios de las diferentes pruebas y lo que es adecuado para usted.

Estas son las opciones de detección recomendadas. Si una prueba encuentra algo sospechoso, generalmente se necesita una colonoscopia de seguimiento.

  • Prueba de sangre oculta en heces (FOBT) / Prueba inmunoquímica fecal (FIT) Con qué frecuencia: cada año
    Pruebas que buscan sangre oculta en las heces, lo que puede ser un signo de cáncer. La prueba es rápida y fácil. Simplemente toma pequeñas muestras de tus heces en casa, que luego se envían a un laboratorio para su análisis.
  • Colonoscopia Con qué frecuencia: cada 10 años
    Se usa un pequeño tubo flexible con una cámara en el extremo para examinar la longitud total del interior del colon. Usted está sedado para la prueba, por lo que necesita que lo lleven a casa después. Si el examen encuentra pólipos u otros crecimientos sospechosos, se pueden eliminar durante la prueba.
  • Sigmoidoscopia Flexible Con qué frecuencia: cada cinco años
    Un examen similar a una colonoscopia que usa un pequeño tubo flexible para examinar la parte inferior del colon (el sigmoide). No necesita ser sedado para una sigmoidoscopia.
  • Colonoscopia virtual Con qué frecuencia: cada cinco años
    Un tipo de tomografía computarizada que crea una imagen tridimensional precisa del interior del colon. Durante la prueba, se inserta un pequeño tubo en el recto para inflar suavemente el colon con aire. El escaneo en sí solo toma unos minutos.

2. Mantenga un peso saludable

Excepto por fumar, nada más aumenta el riesgo general de cáncer más que el sobrepeso. Al menos 11 cánceres diferentes se han relacionado con el aumento de peso y la obesidad, incluido el cáncer de colon. Un objetivo ideal sería pesar lo que pesabas cuando tenías 18 años. Siendo realistas, si has engordado, el primer objetivo es dejar de aumentar de peso, lo que tiene beneficios para la salud por sí mismo. Luego, para un mayor impulso de salud, trabaje lentamente para perder algunos kilos.

3. No fume

Ya casi no hace falta decirlo, pero no fumar es lo mejor que puede hacer por su salud. Además de aumentar el riesgo de enfermedades graves como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y enfisema, fumar es una causa importante de al menos 14 cánceres diferentes, incluido el cáncer de colon. Si fuma, dejar de fumar tiene beneficios reales, que comienzan poco después de su último cigarrillo. Hablar con un médico puede duplicar sus posibilidades de éxito al dejarlo.

4. Sea físicamente activo

Es difícil superar la actividad regular. Reduce el riesgo de muchas enfermedades graves, incluido el cáncer de colon, y proporciona un buen impulso mental. Cualquier cantidad de actividad física es mejor que ninguna, pero es bueno apuntar a alrededor de 30 minutos o más de actividad moderada cada día. Elija cosas que le gusten, como caminar rápido, andar en bicicleta, bailar o actividades dentro de un gym

5. Beba solo moderadamente, si es que lo hace

El alcohol es algo extraño cuando se trata de salud. Es saludable para el corazón con moderación, pero puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y otros tipos de cáncer incluso en niveles bajos. Entonces, ¿qué significa esto? Si bebe moderadamente (hasta un trago por día para las mujeres, dos por día para los hombres), es probable que no aparezcan alteraciones. Sin embargo, si no bebes, no hay razón para que comiences. Los grandes bebedores deben tratar de reducir o dejar de hacerlo.

6. Limite la carne roja, especialmente la carne procesada

Comer demasiada carne roja, como filete, hamburguesa y carne de cerdo, aumenta el riesgo de cáncer de colon. Y las carnes procesadas, como tocino, salchichas y mortadela, aumentan aún más el riesgo. Trate de comer no más de tres porciones por semana. Menos es incluso mejor.

7. Obtenga suficiente calcio y vitamina D

Hay buena evidencia de que obtener suficiente calcio y vitamina D en la dieta puede ayudar a proteger contra el cáncer de colon. El calcio y la vitamina D se pueden encontrar en diferentes vitamínicos, pero también pueden ser obtenidos de manera alimenticia. Por ejemplo, la ingesta de leche, cereales fortificados, comer pescados grasos (atún, sardina, salmón), hígado, yema del huevo y quesos.

Además una manera fácil de adquirir vitamina D, es con una exposición cuidada y continua al sol, lo que puede ser a través de una ventana o solo por algunos minutos durante la mañana, para no lastimar la piel.

8. Considere una multivitamina con folato

Un multivitamínico diario es una buena póliza de seguro nutricional que también puede ayudar a proteger contra el cáncer de colon. Además del calcio y la vitamina D, las multivitaminas contienen ácido fólico, que en numerosos estudios se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer de colon. Evita las mega dosis de vitaminas. Un multivitamínico estándar es todo lo que necesita. Siempre debe tener el visto bueno de su médico
especialista

Otros factores de riesgo importantes para el cáncer de colon

Aunque el cáncer de colon es muy prevenible, todavía hay una serie de factores de riesgo importantes que las personas no pueden controlar. Saber cuáles se aplican a usted puede ayudarlo a comprender su riesgo y tomar medidas para reducirlo. Si siente que está en alto riesgo, hable con un médico o profesional de la salud.

Estos pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon:

  • Edad mayor, especialmente 60 años o más
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal como Colitis Ulcerosa o Enfermedad de Chron

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico, puede agendar una cita en CEGA o envíe un mensaje al 3311561990.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?