¿Qué debo hacer si tendré una resección del intestino delgado?

marzo 17, 2021

Resección

Antes de la resección del intestino, se le realizará un examen físico completo. Su médico se asegurará de que esté recibiendo un tratamiento eficaz para cualquier otra afección médica, como presión arterial alta y diabetes.

Recomendaciones antes de una resección del intestino

Si fuma, debe intentar dejar de hacerlo varias semanas antes de la cirugía.

Informe a su médico si está tomando medicamentos y vitaminas. Asegúrese de mencionar cualquier medicamento que diluya su sangre. Estos pueden causar complicaciones y sangrado excesivo durante la cirugía. Algunos ejemplos de medicamentos anticoagulantes incluyen:

  • warfarina (Coumadin)
  • clopidogrel (Plavix)
  • aspirina (Bufferin)
  • ibuprofeno (Motrin IB, Advil)
  • naproxeno (Aleve)
  • vitamina E

Informe a su médico si ha sido hospitalizado recientemente, se ha sentido enfermo o tiene fiebre justo antes de la cirugía. Es posible que deba retrasar el procedimiento para proteger su salud.

Siga una buena dieta de alimentos ricos en fibra y beba mucha agua en las semanas previas a la cirugía. Justo antes de la cirugía, es posible que deba seguir una dieta de líquidos claros (caldo, jugos claros, agua). También es posible que deba tomar un laxante para limpiar sus intestinos.

No coma ni beba antes de la cirugía (a partir de la medianoche anterior). La comida puede causar complicaciones con su anestesia. Esto puede prolongar su estadía en el hospital.

¿Cómo se realiza una resección del intestino delgado?

Es necesaria anestesia general o regional para esta cirugía. Estará dormido y sin dolor durante la operación. Según el motivo de la cirugía, el procedimiento puede durar entre una y ocho horas.

Hay dos tipos principales de resección del intestino delgado: cirugía abierta o cirugía laparoscópica.

Cirugía abierta

La cirugía abierta requiere que un cirujano realice una incisión en el abdomen. La ubicación y la longitud de la incisión dependen de una variedad de factores, como la ubicación específica de su problema y la estructura de su cuerpo.

Su cirujano encuentra la parte afectada de su intestino delgado, lo sujeta y lo extrae.

Cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica o robótica utiliza de tres a cinco incisiones mucho más pequeñas. Su cirujano primero bombea gas en su abdomen para inflarlo. Esto hace que sea más fácil de ver.

Luego usan luces en miniatura, cámaras y pequeñas herramientas para encontrar el área enferma, sujetarla y quitarla. A veces, un robot ayuda en este tipo de cirugía.

Terminando la cirugía

En cualquier modalidad de cirugía, el médico se ocupa de los extremos abiertos del intestino. Si queda suficiente intestino delgado sano, los dos extremos cortados se pueden coser o engrapar entre si. A esto se le llama anastomosis. Es la cirugía más común.

A veces, el intestino no se puede reconectar. Si este es el caso, su cirujano hace una abertura especial en su abdomen llamada estoma.

Adjuntan el extremo del intestino más cercano a su estómago a la pared de su abdomen. Su intestino se drenará a través del estoma en una bolsa sellada o bolsa de drenaje. Este proceso se conoce como ileostomía.

La ileostomía puede ser temporal para permitir que el intestino que se encuentra más abajo en el sistema sane completamente, o puede ser permanente.

Recuperación después de la cirugía

Deberá permanecer en el hospital de cinco a siete días después de la cirugía. Durante su estadía, tendrá un catéter en la vejiga. El catéter drenará la orina en una bolsa.

También tendrá una sonda nasogástrica. Este tubo viaja desde su nariz hasta su estómago. Puede drenar el contenido de su estómago si es necesario. También puede llevar comida directamente a su estómago.

Es posible que pueda beber líquidos claros de dos a siete días después de la cirugía.

Si su cirujano extirpó una gran cantidad de intestino o si se trató de una cirugía de emergencia, es posible que deba permanecer más de una semana en el hospital.

Es probable que deba recibir nutrición intravenosa durante algún tiempo si su cirujano extirpó una gran parte del intestino delgado.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo de una resección?

La mayoría de las personas se recuperan bien de esta cirugía. Incluso si tiene una ileostomía y debe usar una bolsa de drenaje, puede reanudar la mayoría de sus actividades normales.

Es posible que tenga diarrea si le extirparon una gran parte del intestino. También puede tener problemas para absorber suficientes nutrientes de los alimentos que consume.

Es probable que las enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn o el cáncer de intestino delgado requieran tratamiento médico adicional antes de esta cirugía.

Más información

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico, puede agendar una cita en CEGA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?