Prevención del cáncer: dieta y actividad física

abril 19, 2021

Recomendaciones básicas para una dieta saludable y actividad física para prevenir el cáncer

La Sociedad Estadounidense del Cáncer ha actualizado sus pautas de dieta y ejercicio para prevenir el cáncer.

Mantener un peso saludable, estar activo de por vida, comer una dieta saludable y evitar o limitar el alcohol reduce significativamente el riesgo de desarrollar o morir cáncer a lo largo de su vida.

Estos hábitos de estilo de vida son los comportamientos más importantes después de dejar de fumar y se pueden controlar y modificar para reducir el riesgo de cáncer.

https://hosting.inprodi.mx/wp-content/uploads/2020/06/prevencion-del-cancer-dieta-1024x682.jpg

Recomendaciones de dieta y actividad física

Los cambios a la guía incluyen recomendaciones para ser más activo físicamente, reducir la ingesta (o no comer) de carnes rojas y carnes procesadas, evitar el alcohol o reducir el consumo de alcohol.

Mantenga un peso saludable durante toda su vida. Si tiene sobrepeso u obesidad, perder algunos kilos puede reducir su riesgo de ciertos tipos de cáncer. Los adultos deben realizar de 150 a 300 minutos de actividad física de intensidad moderada o de 75 a 150 minutos de actividad física a la semana, o una combinación de ambos. Hacer más de 300 minutos tiene los mayores beneficios para la salud.
Los niños y adolescentes deben hacer al menos 1 hora de ejercicio moderado o vigoroso cada día.

Pase menos tiempo sentado o acostado. Esto incluye el tiempo dedicado a mirar su teléfono, tableta, computadora o TV. Coma muchas verduras y frutas coloridas, trigo integral y arroz integral.
Evite o limite su consumo de carnes rojas como la ternera, cerdo y cordero, y carnes procesadas como tocino, salchichas, jamón y salchichas. Evite o limite las bebidas azucaradas, los alimentos altamente procesados ​​y los productos de granos refinados.

Es mejor no beber alcohol. Pero si lo hace, después de eso, las mujeres no deben beber más de una taza al día y los hombres deben beber más de dos tazas. Un vaso son 360 ml de cerveza normal, 148 ml de vino o 45 ml de licor espirituoso.

Según Laura Makaroff, DO, vicepresidenta sénior de Prevención y Detección Temprana de la Sociedad Americana del Cáncer, esta guía, basada en la ciencia actual, muestra cómo come, no qué alimentos o sustancias consume salud general.

“No hay un solo alimento o grupo de alimentos que sea adecuado para lograr una reducción significativa en el riesgo de cáncer”, dijo Makaroff. Dijo que las personas deberían comer alimentos naturales en lugar de nutrientes individuales, ya que todavía hay evidencia de que una dieta saludable reduce el riesgo de cáncer, especialmente cáncer colorrectal y de mama.

La acción comunitaria es clave

Tomar decisiones saludables sobre alimentación y ejercicio puede ser un desafío para muchas personas. Los factores sociales, económicos y culturales influyen en la forma en que todos comen y participan en la actividad física, y en qué tan fácil o difícil es cambiar. Las organizaciones públicas, privadas y comunitarias deben trabajar juntas para mejorar el acceso a alimentos saludables y brindar oportunidades funcionales seguras, agradables y accesibles a precios asequibles.

Los cambios realizados para cambiar un estilo de vida saludable son más fáciles cuando vive, trabaja, juega o va a la escuela en una comunidad que apoya el comportamiento saludable. Encuentre una manera de hacer de su comunidad un lugar más saludable para vivir:

Busque alimentos más saludables y comidas ligeras en la escuela y en el trabajo.
Apoye a las tiendas y restaurantes que venden o brindan alimentos saludables. Discuta la necesidad de aceras, carriles para bicicletas, parques y áreas de juego en el consejo de la ciudad y otras reuniones comunitarias.

Algunas dudas alimenticias extra

Los cultivos transgénicos se producen agregando genes al cultivo para darle propiedades deseables, como resistencia a las plagas o mejor sabor. Actualmente, no hay evidencia de que los alimentos elaborados en estas culturas sean perjudiciales para la salud o afecten el riesgo de cáncer.
El gluten es una proteína es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada y es segura para la mayoría de las personas. Las personas con enfermedad celíaca no deben comer gluten. No hay evidencia de una dieta libre de gluten y un bajo riesgo de cáncer en personas sin enfermedad celíaca. Muchos estudios relacionan los granos con un bajo riesgo de cáncer colorrectal, incluidos los granos que contienen gluten.


No hay evidencia científica que respalde las afirmaciones de que beber solo jugos durante uno o más días (una “limpieza de jugo”) reduce el riesgo de cáncer o proporciona otros beneficios para la salud. Una dieta limitada al jugo puede carecer de algunos nutrientes importantes y, en algunos casos, incluso puede causar problemas de salud.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?