Obstrucción de los conductos biliares

julio 6, 2020

¿Alguna vez ha escuchado hablar sobre la obstrucción de los conductos biliares o sobre piedras en el hígado o en los conductos biliares? Este padecimiento se genera debido a la obstrucción por exceso de bilis en el intestino. En este artículo presentamos todo lo que se debe saber sobre las piedras en el hígado junto con sus síntomas y tratamientos. 

El Dr. Felix Ventura opera en Guadalajara, Jalisco. Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico puede agendar una cita en CEGA.

Síntomas, causas y tratamientos

El intestino delgado (duodeno) se encuentra bloqueado por un cálculo (piedra), tumor o una herida o inflamación en cualquiera de los conductos incluso en estructuras vecinas a estos o problemas relacionados al tono del esfínter donde se libera la bilis en el intestino 

Los tumores en el páncreas pueden presionar los conductos y causar un retorno de la bilis al hígado. Los exámenes de sangre pueden indicar un alto nivel de bilirrubinas, o el diagnóstico puede provenir de un examen endoscópico.

La obstrucción biliar sin tratamiento puede causar infección (colangitis) con posibilidad de muerte o enfermedad hepática crónica.

La mayoría de las afecciones relacionadas con las obstrucciones biliares pueden tratarse sin problemas. No obstante, si la obstrucción no se trata durante un período prolongado, pueden manifestarse enfermedades hepáticas potencialmente mortales.

Existe una clasificación de las vías biliares según su localización; las que se encuentran en el hígado son las vías intrahepáticas. Estas hacen referencia a un sistema de tubos más pequeños que recolectan bilis y la transportan hacia las vías extrahepáticas. 

Las vías extrahepáticas están divididas: una a la derecha del hígado y la otra a la izquierda. A medida que descienden del hígado, se unen para formar una vía biliar común que va hasta el intestino delgado.

El conducto Cístico (el conducto de la vesícula biliar) también se conecta con la vía biliar común. A partir de este punto, la vía biliar adquiere el nombre de conducto colédoco. Antes de vaciarse en el intestino delgado, la vía biliar común pasa entre el páncreas.

Obstrucción de los conductos biliares

¿Qué causa la obstrucción de los conductos biliares?

La bilis es un líquido producido por el hígado. Contiene colesterol, sales biliares y productos de desecho como la bilirrubina. Las sales biliares ayudan a su cuerpo a metabolizar y absorber las grasas. La bilis sale del hígado a través de los conductos biliares y cierto porcentaje se almacena en la vesícula biliar. Después de una comida, se libera en el intestino delgado.

Cuando existe una obstrucción de los conductos biliares, la bilis se acumula en el hígado y se desarrolla ictericia (color amarillo de la piel) debido al aumento del nivel de bilirrubina en la sangre.

Las posibles causas de un conducto biliar obstruido incluyen:

  • Quistes del conducto biliar común
  • Disfunción del esfínter donde drena el conducto biliar al intestino
  • Cálculos biliares (piedras)
  • Inflamación de los conductos biliares.
  • Estrechamiento de los conductos biliares por cicatrices.
  • Lesiones por cirugía de vesícula biliar.
  • Tumores de los conductos biliares o del páncreas.
  • Tumores que se han extendido al sistema biliar.
  • Parásitos en el hígado y del conducto biliar 

Los factores de riesgo incluyen:

  • Antecedentes de cálculos biliares, pancreatitis crónica o cáncer de páncreas.
  • Lesión en el área abdominal.
  • Cirugía biliar reciente
  • Cáncer biliar reciente (como el cáncer del conducto biliar )

Las obstrucciones también pueden ser causadas por infecciones. Esto es más común en personas con sistemas inmunes debilitados.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal en la parte superior derecha.
  • Orina oscura
  • Fiebre
  • comezón
  • Ictericia (color de piel amarillo)
  • Náuseas y vómitos
  • Heces de color pálido

Exámenes y pruebas

Para comenzar su médico o especialista lo examinará y palpará su abdomen.

Existen diversas pruebas y análisis que pueden realizarse, por ejemplo:

  • Análisis de sangre: se realizan un hemograma completo y pruebas funcionales hepáticas. Los análisis de sangre generalmente permiten descartar ciertas afecciones, como la colecistitis (inflamación de la vesícula biliar), la colangitis (infección de la vía biliar común) y un aumento en el nivel de bilirrubina conjugada (desecho del hígado), enzimas hepáticas y fosfatasa alcalina. Cualquiera de estas afecciones podría indicar una pérdida del flujo de bilis.
  • Ultrasonografía: suele ser la primera prueba que se realiza ante un caso de obstrucción biliar presunto, ya que ofrece una buena visualización de los cálculos biliares.
  • Tomografía computarizada (TC): combina varias radiografías detalladas
  • Colangiopancreatografía por resonancia magnética (MRCP): se usa para diagnosticar obstrucciones biliares y enfermedades del páncreas.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): utiliza un endoscopio y rayos X; sirve como herramienta de diagnóstico y tratamiento. Además de ofrecer una visualización de las vías biliares, también se emplea para el tratamiento de la obstrucción. Esta herramienta es especialmente útil, ya que puede usarse para extraer cálculos y para obtener biopsias en casos de pacientes con tumores.

Tratamiento de la obstrucción de los conductos biliares

El objetivo del tratamiento es aliviar la obstrucción. Las piedras se pueden eliminar con un endoscopio durante una CPRE.

En algunos casos, se requiere cirugía para resolver esta obstrucción. La vesícula biliar generalmente se extirpará quirúrgicamente si la obstrucción es causada por cálculos biliares ya sea antes o posterior a una CPRE. Su médico especialista  puede recetar antibióticos si se sospecha una infección.

Si la obstrucción es causada por cáncer, es posible que deba ampliarse el conducto. Este procedimiento se llama dilatación endoscópica o percutánea (a través de la piel al lado del hígado). Es posible que deba colocarse un tubo (prótesis) para permitir el drenaje.

Pronóstico  y progreso de la enfermedad 

Si la obstrucción no se corrige, puede provocar una infección potencialmente mortal y una acumulación peligrosa de bilirrubina.

 La mayoría de las obstrucciones se pueden tratar con endoscopia o cirugía. Las obstrucciones causadas por el cáncer a menudo tienen un pronóstico pobre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?