Cáncer de vesícula biliar

El cáncer de vesícula biliar es el cáncer más común entre los cánceres del tracto biliar. Este cáncer es más común en pacientes mayores de 65 años y en mujeres.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del cáncer de vesícula biliar son las causas de la inflamación biliar crónica. Entre estas causas se encuentran:

  • Colelitiasis sintomática
  • Anomalías de la unión biliopancreática
  • Portador crónico de infección de la vesícula biliar por Salmonella Typhi y Paratyphi
  • Colangitis esclerosante primaria

Los pólipos intravesiculares y las calcificaciones del revestimiento de la vesícula biliar también son factores de riesgo de cáncer de vesícula biliar.

Colecistectomía profilática

Debido al alto riesgo de cáncer que conllevan ciertos factores de riesgo, la colecistectomía profiláctica (preventiva) está indicada para los siguientes casos:

  • Pólipo intravesicular de más de 1 cm de tamaño o aumento del tamaño de un pólipo durante el seguimiento
  • Anomalías de la unión biliopancreática
  • Calcificaciones aisladas de la mucosa de la vesícula biliar

Sin embargo, la colecistectomía profiláctica no está indicada en casos de cálculos biliares descubiertos incidentalmente y no sintomáticos.

Diagnóstico

En la mitad de los casos, el cáncer de vesícula biliar se descubre de forma incidental después de una colecistectomía realizada por colelitiasis sintomática (vesícula biliar con síntomas adversos).

En la otra mitad de los pacientes, este cáncer se descubre tras la presencia de síntomas clínicos; esto se denomina cáncer sintomático.

Descubrimiento ocasional de cáncer de vesícula biliar

El descubrimiento del cáncer puede tener lugar durante la intervención de la colecistectomía (procedimiento que se realiza por síntomas de vesícula biliar), pero la mayoría de las veces, este diagnóstico se conoce solo después de la operación, con motivo del análisis histológico de la vesícula.

¿Qué se debe hacer si se detecta cáncer de vesícula biliar después de una colecistectomía?

Primeramente, es necesario identificar a los pacientes que requieren una reintervención con fines carcinológicos.

Para los tumores In Situ y T1a (que no involucran la muscularis de la pared vesicular), completamente resecados con márgenes sanos, no es necesaria la reintervención.

En caso de resección incompleta y/o para todos los cánceres del estadio T1b (ataque del tejido muscular de la pared de la vesícula) es necesario reintervenir.

Para los pacientes que requieren una nueva intervención, se realiza una evaluación de la extensión de la enfermedad antes de la reintervención. Esta evaluación de generalmente incluye:

  • Tomografía computarizada toracoabdominopélvica
  • Análisis de sangre
  • Ensayo de marcadores tumorales (ACE y CA19.9).

También es necesario recopilar toda la información relativa al avance de la primera intervención.

Cáncer de vesícula biliar sintomático

Síntomas de cáncer de vesícula

Los síntomas del cáncer suelen aparecer tarde en una etapa avanzada de la enfermedad.

Los síntomas más comunes en el momento del diagnóstico son dolor abdominal e ictericia. Otros posibles síntomas son el descubrimiento de una masa abdominal palpable y pérdida de peso.

Tratamientos para cáncer de vesícula

Más adelante hablaremos de los diferentes tratamientos para el cáncer:

El tratamiento del cáncer de vesícula biliar es fundamental bajo pena de un desenlace siempre fatal. El único tratamiento curativo es la resección quirúrgica completa del cáncer. Ya que no existe como tal medicamentos para el cáncer.

Cirugía

Consiste en resecar la vesícula biliar y los segmentos 4 y 5 del hígado, así como los ganglios del pedículo hepático y celíaco.

La resección de la vía biliar principal también puede ser necesaria si existe una invasión de esta última por el tumor.

Cáncer de vesícula biliar con ictericia: La ictericia es a menudo un signo de enfermedad avanzada y, por lo tanto, representa un factor de mal pronóstico. En la mayoría de los casos, el tratamiento quirúrgico es imposible. El tratamiento estándar en este caso es el drenaje biliar y la quimioterapia.

El drenaje biliar se realiza preferentemente por vía endoscópica: su finalidad es eliminar la ictericia, para poder iniciar la quimioterapia.

Quimioterapia y radioterapia intravenosas

cáncer de vesícula biliar

Cáncer de vesícula biliar resecable

En caso de tumor resecable, no está indicado realizar quimioterapia preoperatoria. El tratamiento estándar es el tratamiento quirúrgico desde el inicio.

Cáncer de vesícula biliar irresecable

En el caso de un tumor que no sea inmediatamente resecable (tumores localmente avanzados o metastásicos), se puede proponer quimioterapia, la cual al reducir el volumen del tumor puede permitir de forma secundaria una intervención.

¿Más dudas?

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico, puede agendar una cita en CEGA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?