Cálculos biliares: ¿piedras en las vías biliares?

abril 20, 2021

Los cálculos biliares son objetos en forma de cálculos que se desarrollan en la vesícula biliar o en los conductos biliares (el sistema en forma de tubo por donde viaja la bilis desde el hígado hasta el intestino). 

Los cálculos biliares pueden variar drásticamente en tamaño, desde pequeños granos de arena hasta objetos del tamaño de una pelota de golf. Curiosamente, las piedras pequeñas a menudo pueden causar la mayoría de los problemas. Estas son piedras que pueden salir de la vesícula biliar y ocasionar la obstrucción

Los cálculos más grandes tienden a permanecer dentro de la vesícula biliar. Es importante saber que muchas personas que tienen piedras dentro de la vesícula nunca presentaran síntomas. En estos casos, puede no necesitar tratamiento.

¿De qué están hechos los cálculos biliares?

Los cálculos biliares están compuestos de materiales endurecidos en su cuerpo. Por lo general, hay dos tipos:

  • Colesterol : compuesto de sustancias grasas en la sangre, el colesterol se encuentra en todo el cuerpo. Estos son el tipo más común de cálculos biliares.
  • Piedras de pigmento (principalmente hechas de bilirrubina): esta sustancia se crea cuando los glóbulos rojos se descomponen en el hígado. Demasiada bilirrubina puede filtrarse al torrente sanguíneo y hacer que la piel y los ojos se pongan amarillos (ictericia) .

Los cálculos biliares que se componen de colesterol tienden a ser de color verdoso. Es más común tener cálculos biliares hechos de colesterol que otros tipos de cálculos.

¿Dónde se desarrollan los cálculos biliares?

Los cálculos biliares se encuentran más comúnmente en la vesícula biliar, como los cálculos de colesterol. También pueden viajar desde la vesícula biliar hasta el conducto biliar común, generalmente entre mas  pequeño sea su tamaño mayor probabilidad tendrá de migrar desde la vesícula al colédoco (conducto biliar principal)  porque ambos se encuentran conectados por el conducto cístico. 

Los cálculos que se forman dentro del conducto biliar común son mucho menos comunes que los formados dentro de la vesícula. Las piedras que se abren paso en el conducto biliar común pueden crear situaciones médicas más graves que sólo los cálculos biliares que permanecen en la vesícula biliar. Los cálculos del conducto biliar común pueden bloquear el conducto biliar común y provocar una infección grave llamada colangitis. 

Estas piedras también pueden causar pancreatitis, una afección dolorosa causada por la inflamación del páncreas. Las piedras en el conducto biliar común se pueden eliminar sin cirugía mediante el uso de un endoscopio. La extracción de la vesícula biliar se realiza mediante cirugía, que generalmente se realiza por vía laparoscópica (un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo). si se presentan ambas entidades su médico especialista determinará qué procedimiento se lleva a cabo de primera instancia CPRE o Cirugía

¿Qué es la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano pequeño en forma de pera invertida localizada debajo del hígado, en el lado derecho de su cuerpo. El trabajo normal es almacenar y dispensar bilis, un líquido que ayuda a digerir las grasas en los alimentos que consume. La bilis es una mezcla de colesterol, bilirrubina, sales biliares y lecitina.

La vesícula biliar está conectada a al conducto biliar principal. Este conducto ayuda a transportar la bilis hasta el intestino delgado, donde pasa a través del esfínter especial (una válvula hecha de músculo). Una vez allí, la bilis puede mezclarse directamente con los alimentos que esperan ser digeridos.

No toda la bilis viaja directamente del hígado al duodeno. Otra porción de la bilis se mueve desde el hígado hacia la vesícula biliar a través de un conducto especial llamado conducto cístico. La vesícula biliar almacena la bilis, que está disponible para ser utilizada para la digestión cuando se requiera.

¿Qué es la bilis y para qué se utiliza?

Producida en el hígado, la bilis es una combinación de colesterol, bilirrubina, sales biliares y lecitina. Esta solución ayuda a metabolizar la grasa durante el proceso de digestión. 

Síntomas y causas

Pueden desarrollarse por varias razones, que incluyen:

  • Formando cuando hay una concentración crítica de colesterol o bilirrubina en la bilis.
  • Se desarrolla si la vesícula biliar es perezosa y no se vacía por completo de la bilis.
  • Ocurre en personas con otras condiciones, como:
    • Cirrosis del hígado .
    • Trastornos de la sangre.
  • Durante el embarazo.
  • Cuando pierdes peso rápidamente.
  • Dieta alta en grasas o baja en fibra

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos biliares?

Cuando los cálculos biliares causan síntomas, pueden incluir:

  • Dolor en el abdomen medio superior o en el abdomen superior derecho.
  • Dolor asociado en el hombro derecho.
  • Dolor en el pecho.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre
  • Ictericia (un tinte amarillo en la piel y los ojos).

El dolor es el síntoma principal que la mayoría de las personas experimentan con los cálculos biliares. Este dolor es constante y puede durar de unos 15 minutos a varias horas. Las personas que tienen estos ataques dolorosos, aunque son incómodas, no están en peligro médico. Los cálculos biliares pueden causar colecistitis aguda, que es una afección más grave cuando la vesícula está realmente inflamada. 

Esto sucede si un cálculo bloquea el conducto cístico, lo que aumenta la presión dentro de la vesícula biliar. Esta condición puede requerir antibióticos, hospitalización e incluso cirugía urgente. Los cálculos que salen de la vesícula biliar y entran al conducto biliar común pueden causar un bloqueo completo del conducto con presencia de ictericia, infección y pancreatitis. 

 Hay dos condiciones especiales que podrían imitar los síntomas de los cálculos biliares. Primero, algunas vesículas contienen un lodo espeso que no se ha convertido en piedras reales. A veces se cree que el lodo causa síntomas similares al dolor real de los cálculos biliares. En segundo lugar, hay una condición poco común llamada colecistitis acalculosa, cuando la vesícula biliar se inflama, pero no hay cálculos. Esto generalmente se trata mediante la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar.

¿Quién está en riesgo de cálculos biliares?

Puede tener un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares si:

  • Sexo femenino
  • mayores de 40 años.
  • Tener antecedentes familiares de cálculos biliares 
  • Tienen sobrepeso
  • Ha perdido una gran cantidad de peso en un corto período de tiempo.
  • Tener diabetes.
  • Tiene la enfermedad de Crohn.
  • dieta rica en grasas y colesterol.
  • Toma medicamentos que bajen el colesterol.
  • Ingesta de anticonceptivos orales.
  • Tener ciertos trastornos sanguíneos.
  • Son de ascendencia nativa americana o mexicana.

¿Mi dieta o peso me ponen en riesgo de cálculos biliares?

Las personas con sobrepeso o que planean perder peso, ya sea a través de un programa de dieta planificado o una cirugía, en realidad tienen un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares. El riesgo es mayor por varias razones.

  • Las personas con sobrepeso pueden tener dietas altas en colesterol. Su bilis ya contiene colesterol, pero si su dieta tiene cantidades excesivas de colesterol, existe una mayor probabilidad de que se acumule en su bilis y cree un cálculo biliar de colesterol.
  • La pérdida rápida de peso también es una preocupación. La vesícula biliar es parte del proceso digestivo. Si sigue un plan de dieta que reduce significativamente su consumo de calorías o se somete a una cirugía para perder peso, su hígado segrega colesterol adicional en la bilis. La vesícula biliar a veces puede trabajar de manera lenta y no poder contraerse vigorosamente, lo que también conduce a la formación de cálculos biliares.
  • Los pacientes que se someten a un bypass gástrico u otro procedimiento quirúrgico que conduzca a una pérdida de peso rápida corren el riesgo de formación de cálculos biliares. Por esta razón, los cirujanos pueden extirpar la vesícula de forma profiláctica (una medida preventiva) en el momento de la cirugía para perder peso.

Si está considerando un programa de pérdida de peso o una cirugía, es importante analizar sus riesgos con un médico. 

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Si siente dolor en el abdomen, llame a su médico, especialmente si el dolor aumenta con el tiempo y se asocia con fiebre, náuseas o vómitos. El dolor abdominal tiene muchas causas y su médico evaluará sus síntomas cuidadosamente para hacer el diagnóstico correcto. Si sus síntomas son graves, es posible que lo remitan a un departamento de emergencias para una evaluación inmediata.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?