Pólipos de Colon: todo lo que debes saber

abril 19, 2021

¿Qué son los pólipos de colon?

Los pólipos de colon son pequeños crecimientos que se pueden encontrar con mayor frecuencia a lo largo del revestimiento interno del colon. Crecen planos o en forma de hongo con tallo, y pueden ser de diferentes tamaños, desde pocos milímetros hasta varios centímetros. Hay dos tipos comunes de pólipos

  • Pólipos hiperplásicos: pólipos que no tienen ningún riesgo de cáncer.
  • Pólipos adenomatosos: pólipos que posiblemente podrían convertirse en cáncer de colon.

Los pólipos adenomatosos son los tipos de crecimientos (junto con otras anomalías de la mucosa interna) que los médicos buscan durante las colonoscopias. Aunque la mayoría de los pólipos de estos tipos de pólipos nunca se vuelven cancerosos, es imposible saber cuál tendrán en el futuro esta posibilidad solo por la vista. Para estar seguros, los médicos extirpan todos los pólipos que se descubren durante una colonoscopia.

¿Qué causa los pólipos de colon?

Aunque no es seguro qué causa exactamente los pólipos, se sabe que existen algunos factores que aumentan el riesgo de tenerlos. El factor de correlación más alto conocido es la edad; tus posibilidades aumentan a medida que envejeces. El crecimiento de pólipos es bastante común entre los adultos, con un 25% de posibilidades de tener un pólipo a la edad de 60 años. En el extremo opuesto, es muy raro que los adultos alrededor de los 20 años desarrollen un pólipo (excepto si se tienen antecedentes familiares de síndromes poliposicos). De hecho, el mayor factor de riesgo para tener un pólipo es simplemente tener más de 50 años.

Los siguientes son otros factores que los expertos creen que aumentan las posibilidades de tener un pólipo: 

  • Antecedentes familiares: de pólipos o cáncer de colon
  • Síndromes raros: poliposis adenomatosa familiar, peutz Jeghers, etc.
  • Dieta alta en grasas y baja en fibra

Es casi imposible notar el desarrollo de un pólipo por su cuenta sin ningún examen. Los pólipos generalmente son asintomáticos, y solo los más grandes a veces causan sangrado en las heces. La forma más segura de detectar crecimientos de pólipos en su colon es a través de exámenes de detección, comúnmente una colonoscopia. Aunque existen otros métodos de detección, como las pruebas de sangre oculta en heces, las sigmoidoscopias y las pruebas de radiología, las colonoscopias son las más precisas y permiten al médico extirpar cualquier pólipo descubierto en el momento de la evaluación.

 Revisión del resultado de colonoscopia

Cuando se somete a una colonoscopia, su médico revisará los resultados con usted después del procedimiento.

La colonoscopia es negativa si no se encuentran anormalidades en el colon. El procedimiento volverá positivo si se descubren pólipos o tejidos anormales.

Si su colonoscopia resulta positiva, no se preocupe; la mayoría de los pólipos de colon son benignos. Sin embargo, algunos pueden ser precancerosos, que contienen áreas pequeñas y removibles de cáncer.

Aunque la mayoría de los pólipos no son cancerosos, el riesgo de desarrollar cáncer de colon aumenta a medida que crecen. Debido al mayor riesgo de desarrollar cáncer si se dejan crecer, cualquier pólipo que se descubra en una colonoscopia se quitará mediante técnicas avanzadas durante el procedimiento. Luego, el médico enviará los pólipos extirpados a un laboratorio para determinar si son cancerosos, precancerosos o no cancerosos.

Pólipos encontrados durante la colonoscopia

Cuando se descubren pólipos durante una colonoscopia, los médicos lo extirpan por completo o marcan el sitio para que un médico especializado localice el pólipo más fácilmente. Con mayor frecuencia, el médico realizará una resección de pólipos, ya sea  extrayendo el pólipo por completo con unas pinzas de biopsia, con un asa de alambre o realizando una disección fina desde la base del mismo.

Cualquiera de los métodos no causa molestias en la mayoría de los casos. Si no se puede extirpar el pólipo o si se extrae un pólipo grande o inusual, marcarán el sitio mediante un tatuaje endoscópico para que la ubicación se pueda identificar fácilmente en el siguiente procedimiento.

Si se descubren y extirpan pólipos durante su colonoscopia, su médico puede recomendar un examen más frecuente para detectar nuevos crecimientos que se vuelvan cancerosos. La frecuencia con la que tendrá que ser examinado en el futuro depende de lo siguiente: 

  • Número y tamaño de pólipos eliminados
  • Tipo de tejido del pólipo 
  • Calidad de la limpieza de colon previa al procedimiento

Si se descubren pólipos que son demasiado grandes o que no se extirpan fácilmente, su médico recomendará configurar un procedimiento repetido. Dependiendo de la condición y el tamaño del pólipo, es posible que deba visitar a un médico que tenga una alta especialidad en Endoscopía Gastrointestinal que sea experto en la eliminación de pólipos grandes o anormales.

Eliminar pólipos de colon

La extirpación de pólipos llamado “polipectomía” es un procedimiento ambulatorio muy rutinario con riesgos mínimos. Incluso la extracción real causa poca o ninguna molestia ya que el revestimiento de su intestino no es sensible a cortes o quemaduras. Sin embargo, al igual que con cualquier procedimiento, existen algunas complicaciones poco comunes que pueden surgir de una extirpación de pólipos.

Estos problemas ocurren en el sitio de la extracción, ya sea en forma de sangrado o una perforación en el colon. Si se produce sangrado en el momento de la extracción, casi siempre se puede resolver durante el procedimiento inicial. A veces, el sangrado puede retrasarse durante varios días, pero puede detenerse fácilmente con otro tratamiento. Si ocurre una perforación, de igual forma se puede manejar durante la colonoscopia, solo en pocos casos se puede requerir cirugía.

Prevención

Puede reducir el riesgo de tener pólipos en el colon y cáncer colorrectal en gran medida realizándose análisis para la detección de estas afecciones periódicamente. Algunos cambios en el estilo de vida también pueden ser de ayuda:

  • Adopte hábitos saludables. Incorpore muchas frutas, vegetales y cereales integrales a su dieta y reduzca el consumo de grasas. Limite el consumo de alcohol y deje de fumar. Mantengase físicamente activo y con un peso corporal saludable.
  • Hable con suu médico acerca del calcio y la vitamina D. Se demostró en algunos estudios que aumentar el consumo de calcio puede ayudar a prevenir la recurrencia de adenomas de colon. Sin embargo, no se sabe con certeza si el calcio ofrece beneficios en cuanto a la protección contra el cáncer de colon. Otros estudios demostraron que la vitamina D puede tener un efecto de protección contra el cáncer colorrectal.
  • Considere sus opciones si tiene un riesgo elevado. Si tiene antecedentes familiares de pólipos en el colon, considere recibir asesoramiento genético. Si le diagnosticaron un trastorno hereditario que produce pólipos en el colon, deberá someterse a colonoscopias periódicamente a partir de las primeras etapas de la adultez.

Consulte a su especialista para cualquier información adicional y/o consulta especializada.

¿Dónde tratar los pólipos de colon?

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico puede agendar una cita con el Dr. Felix Ventura.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?