Síntomas de Hernia Inguinal y Femoral: Causas y Tratamiento

mayo 17, 2021

síntomas de hernia inguinal

Al contrario de la hernia femoral, la hernia inguinal es muy común en los hombres. A continuación hablaremos de los síntomas de hernia inguinal, causas y tratamiento. Esta aparece principalmente en el área de la ingle, o muy cerca de los genitales, y si tiene un tamaño considerable causa dolor incluso cuando se esta en reposo.

La hernia inguinal es una de las más comunes, esta puede aparecer en el transcurso de la vida, esto por deficiencias o reblandecimiento del tejido inguinal, por donde sale una parte del intestino. A diferencia de otros tipos de hernia, esta presenta dolor ligero desde su aparición, debido a la zona por la que se encuentra. El dolor puede aumentar conforme pasa el tiempo (éste es uno de los principales síntomas de hernia inguinal), o según el esfuerzo físico que realiza cada persona.

Una hernia inguinal ocurre cuando el tejido, como parte del intestino, sobresale a través de un punto débil en los músculos abdominales. Los síntomas de hernia inguinal pueden pueden ser dolorosos, especialmente cuando tose, se inclina o levanta un objeto pesado. (Ver: Tipos de hernias abdominales)

Una hernia inguinal no es necesariamente peligrosa. Sin embargo, no mejora por sí sola y puede provocar complicaciones potencialmente mortales. Es probable que se le recomiende una cirugía para reparar una hernia inguinal que es dolorosa o se está agrandando. La reparación de la hernia inguinal es un procedimiento quirúrgico común.

Síntomas de hernia inguinal

Es posible que ni siquiera se dé cuenta de que tiene una hernia inguinal o femoral en algunos casos. Las hernias pequeñas y de tamaño moderado generalmente no causan ningún síntoma. En muchos casos, es posible que ni siquiera vea el bulto de una pequeña hernia.

Las hernias grandes, por el contrario, suelen ser más notorias y pueden causar algunas molestias. Puede verse un bulto en el área de la ingle o cerca de la parte superior del muslo, así mismo puede llegar a estar muy pegada a los genitales masculinos (hernia inguinal).

El abultamiento puede empeorar y puede causar dolor cuando se pone de pie, levanta objetos pesados ​​o se esfuerza de alguna manera. Las hernias femorales a menudo se encuentran muy cerca del hueso de la cadera y, como resultado, pueden causar dolor en la cadera o espalda. Por su parte la hernia inguinal, puede causar molestias al estas sentado en algunas posiciones, al ejercer presión al evacuar, e incluso al caminar.

Los signos y síntomas de hernia inguinal incluyen:

  • Una protuberancia en el área a cada lado de su hueso púbico, que se vuelve más obvio cuando está de pie, especialmente si tose o se esfuerza
  • Una sensación de ardor o dolor en el bulto
  • Dolor o molestia en la ingle, especialmente al agacharse, toser o levantar peso
  • Debilidad o presión en la ingle.
  • Ocasionalmente, dolor e hinchazón alrededor de los testículos cuando el intestino protuberante desciende al escroto.

Signos y síntomas en niños

Las hernias inguinales en recién nacidos y niños resultan de una debilidad en la pared abdominal que está presente al nacer. A veces, la hernia será visible solo cuando un bebé llora, tose o se esfuerza durante una evacuación intestinal. Él o ella puede estar irritable y tener menos apetito de lo habitual.

En un niño mayor, es probable que una hernia sea más evidente cuando el niño:

  • Tose
  • Se esfuerza durante una evacuación intestinal
  • Permanece de pie durante un período prolongado

Signos de problemas

Si no se puede empujar la hernia, el contenido de la hernia puede quedar atrapado (encarcelado) en la pared abdominal. Una hernia encarcelada puede estrangularse, lo que corta el flujo de sangre al tejido que está atrapado. Una hernia estrangulada puede ser mortal si no se trata.

Los signos y síntomas de una hernia estrangulada incluyen:

  • Náusea, vómito o ambos
  • Fiebre
  • Dolor repentino que se intensifica rápidamente.
  • Un bulto de hernia que se vuelve rojo, morado u oscuro
  • Incapacidad para evacuar o canalizar  gases

síntomas de hernia inguinal

Cuándo ver a un doctor

Busque atención inmediata si un bulto de hernia se vuelve rojo, morado u oscuro o si nota cualquier otro signo o síntoma de una hernia estrangulada.

Consulte a su médico si tiene un bulto doloroso o notable en la ingle a cada lado del hueso púbico. Es probable que el bulto sea más notorio cuando está de pie, y generalmente puede sentirlo si coloca la mano directamente sobre el área afectada.

Causas de hernia inguinal

Las causas de la hernia inguinal pueden variar. La aparición puede ser desde por un esfuerzo al cargar demasiado peso, hasta por ejercer mucha presión en la evacuación. Además de esto las causas pueden ser genéticas, o por defecto adquirido (cuando se es bebé).

El incremento en el tamaño puede ser causado por un continuo esfuerzo al cargar peso, una colitis crónica que lo forcé a ejercer mucha presión al evacuar, o un mal cuidado de la hernia inguinal. En casos extremos, la hernia puede estrangularse o reventarse y esto requiere ser operado en urgencia.

Algunas hernias inguinales no tienen causa aparente. Otros pueden ocurrir como resultado de:

  • Aumento de la presión dentro del abdomen
  • Un punto débil preexistente en la pared abdominal
  • Esfuerzo al defecar o al orinar
  • Actividad extenuante
  • Embarazo
  • Tos crónica o estornudos

En muchas personas, la debilidad de la pared abdominal que conduce a una hernia inguinal se produce al nacer cuando el revestimiento abdominal (peritoneo) no se cierra correctamente.

Otras hernias inguinales se desarrollan más adelante en la vida por factores como:

  • Envejecimiento
  • Actividad física extenuante
  • Tos que acompaña al tabaquismo
  • Lesiones abdominales
  • Cirugía abdominal

En los hombres, el punto débil generalmente ocurre en el canal inguinal, donde el cordón espermático ingresa al escroto.

En las mujeres, el canal inguinal lleva un ligamento que ayuda a mantener el útero en su lugar, y las hernias a veces ocurren donde el tejido conectivo del útero se une al tejido que rodea el hueso púbico.

Factores de riesgo

Los factores que contribuyen al desarrollo de una hernia inguinal incluyen:

  • Ser hombre: Los hombres tienen ocho veces más probabilidades de desarrollar una hernia inguinal que las mujeres.
  • Ser mayor: Los músculos se debilitan a medida que envejece.
  • Historia familiar: Tener un pariente cercano, como un padre o hermano, que tiene la condición.
  • Tos crónica: como por fumar.
  • Constipación crónica: El estreñimiento provoca esfuerzo durante las deposiciones.
  • El embarazo: Estar embarazada puede debilitar los músculos abdominales y aumentar la presión dentro de su abdomen.
  • Parto prematuro y bajo peso al nacer.
  • Hernia inguinal previa o reparación de hernia. Incluso si su hernia previa ocurrió en la infancia, tiene un mayor riesgo de desarrollar otra hernia inguinal.

Hernia inguinal hombre

Los hombres tienen una mayor probabilidad de presentar hernias inguinales. Estas pueden variar el lugar de aparición en la zona inguinal, ya sea frontal, posterior u superior. la hernia inguinal en hombre, suele tener mayores molestias, o puede moverse a partes del cuerpo donde es un poco complicada la operación. Si un hombre presenta hernia inguinal, es sumamente recomendado que se opere en el momento que comiencen las molestias. Posterior a una cirugía de hernia inguinal en hombre, se debe utilizar una faja especial, para evitar que esta vuelva a generarse.

Complicaciones

Las complicaciones de una hernia inguinal incluyen:

Presión sobre los tejidos circundantes: La mayoría de las hernias inguinales se agrandan con el tiempo si no se reparan quirúrgicamente. En los hombres, las hernias grandes pueden extenderse al escroto, causando dolor e hinchazón.

Hernia encarcelada: Si el contenido de la hernia queda atrapado en el punto débil de la pared abdominal, puede obstruir el intestino y provocar dolor intenso, náuseas, vómitos y la imposibilidad de defecar o expulsar gases.

Estrangulación: Una hernia encarcelada puede cortar el flujo de sangre a una parte del intestino. El estrangulamiento puede conducir a la muerte del tejido intestinal afectado. Una hernia estrangulada es potencialmente mortal y requiere de inmediato cirugía.

Prevención de hernia inguinal

No puede prevenir el defecto congénito que lo hace susceptible a una hernia inguinal. Sin embargo, puede reducir la tensión en los músculos y tejidos abdominales. Por ejemplo:

  • Mantener un peso saludable: Hable con su médico sobre el mejor plan de ejercicio y dieta para usted.
  • Consumir alimentos ricos en fibra: Las frutas, verduras y granos integrales contienen fibra que puede ayudar a prevenir el estreñimiento y el esfuerzo.
  • Evitar levantar objetos pesados: Si debe levantar algo pesado, siempre flexione las rodillas, no la cintura.
  • Deja de fumar: Además de su papel en muchas enfermedades graves, fumar a menudo causa una tos crónica que puede provocar o agravar una hernia inguinal.

Síntomas severos de una hernia inguinal

Los síntomas de hernia inguinal pueden ser inmediatos a su aparición, estos al contrario de otras hernias, causan molestias en momentos específicos. Ya sea en posturas de reposo, al caminar, o al realizar ciertas actividades físicas, el dolor ligero en la zona de la ingle se hará aparecer de manera notoria; incluso sin que la bolita sea muy prominente.

los síntomas de hernia inguinal se convierten es urgencias cuando:

  • La hernia crece e impide el movimiento adecuado de los músculos
  • Se tiene un estrangulamiento de hernia inguinal
  • Causa dolor insoportable
  • Se necrosa o se revienta
  • Toma un gran valor en la región inguinal

Si la hernia obstruye los intestinos, se puede cortar el flujo sanguíneo a los mismos. El tratamiento de emergencia puede reparar la hernia y salvarle la vida.

Diagnostico de una hernia inguinal

El dignostico de la hernia inguinal puede realizarse a trabaes de un examen fisico, donde el medico palpe la zona; tambien se pueden realizar ecosonogramas o resonancias magneticas, las cuales permiten tener una mayor apreciasion del problema.

Por lo regular se hará un eco en compañía de una exploración física, para revisar el tamaño y el lugar donde la hernia inguinal se encuentra. Esta debe operarse para evitar que incremente su tamaño y lastime algún otra parte del cuerpo. Por lo regular se realiza una operación laparoscópica, y después se debe utilizar una faja para evitar que vuelva a salir.

Hernia femoral

Una hernia femoral aparecerá como un bulto cerca de la ingle o el muslo. El canal femoral alberga la arteria femoral, las venas más pequeñas y los nervios. Se encuentra justo debajo del ligamento inguinal en la ingle.

Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir una hernia femoral. En general, las hernias femorales no son comunes. La mayoría de las hernias que afectan la ingle son hernias inguinales, y menos del 3% de todas las hernias son femorales. La mayoría de las hernias femorales no causan síntomas. Sin embargo, ocasionalmente pueden ocasionar problemas graves si la hernia obstruye y bloquea el flujo sanguíneo a los intestinos. Esto se llama hernia estrangulada: es una emergencia médica y requiere cirugía inmediata.

Causas de hernia femoral

La causa exacta de la hernia femoral y otras se desconocen la mayor parte del tiempo. Puede nacer con un área debilitada del canal femoral, o el área puede debilitarse con el tiempo.

El esfuerzo puede contribuir al debilitamiento de las paredes musculares. Los factores que pueden conducir a un sobreesfuerzo incluyen:

  • Parto
  • Estreñimiento crónico
  • Levantar cosas pesadas
  • Sobrepeso
  • Micción difícil debido a una próstata agrandada
  • Tos crónica

Síntomas severos de una hernia femoral

Los síntomas graves pueden significar que una hernia femoral está obstruyendo sus intestinos. Esta es una condición muy grave llamada estrangulación.

El estrangulamiento provoca la muerte del tejido intestinal o intestinal, lo que puede poner en peligro su vida. Esto se considera una emergencia médica.

Los síntomas graves de una hernia femoral incluyen:

Llame a emergencias y busque atención médica inmediata si padece estos síntomas.

Diagnosticar una hernia femoral

Su médico realizará un examen físico palpando suavemente o tocando el área para determinar si tiene una hernia femoral. Si la hernia es grande, lo más probable es que sienta el bulto.

El ultrasonido del área abdominal y de la ingle puede confirmar el diagnóstico o establecer un diagnóstico si la sospecha de una hernia femoral es alta. La tecnología de imagen puede mostrar el defecto en la pared muscular, así como en el tejido sobresaliente.

Hernia femoral

Tratamiento para hernia inguinal y femoral

Las hernias inguinales y femorales requieren reparación quirúrgica, especialmente si están causando algún nivel de molestia.

La reparación de la hernia inguinal o femoral se puede realizar como cirugía abierta o laparoscópica. Un procedimiento abierto requiere una incisión más grande y un período de recuperación más largo.

La cirugía laparoscópica utiliza tres o cuatro incisiones del tamaño de un ojo de cerradura que minimizan la pérdida de sangre.

El tipo de cirugía elegida depende de algunos factores, que incluyen:

  • Experiencia del cirujano
  • Tamaño de la hernia y cualquier complicación anticipada
  • Tiempo de recuperación anticipado
  • Costo

La cirugía laparoscópica, por ejemplo, implica menos dolor y cicatrices que la cirugía abierta, así como un menor tiempo requerido para la curación. Es por esto que ha tenido tanto éxito.

En ambas cirugías, se harán incisiones para acceder a la hernia. El intestino u otro tejido que sobresale del área inguinal o femoral se devuelve a su posición correcta, y se puede reforzar con un trozo de malla. La malla fortalece la pared del canal.

Algunos procedimientos llamados “reparaciones sin tensión” son mínimamente invasivos y requieren el uso de mallas especiales.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas pueden regresar a actividades ligeras dentro de dos semanas. La mayoría de las personas se recuperan completamente en seis semanas.

¿Dónde tratar la hernia inguinal o femoral?

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico puede agendar una cita en CEGA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?