¿Qué es la colitis ulcerosa?

marzo 22, 2021

La colitis ulcerosa


La colitis ulcerosa (CU) es una inflamación crónica del intestino grueso (colon). El colon es la parte del sistema digestivo donde se absorbe el agua del material no digerido y se almacena el material residual restante. El recto es el final del colon adyacente al ano. 

En pacientes con colitis ulcerosa, las úlceras y la inflamación del revestimiento interno del colon (mucosa) provocan síntomas de dolor abdominal, diarrea y sangrado rectal.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Colon.jpg

La colitis ulcerosa es una de las variantes de colitis (las otras Enfermedad de Crohn, colitis microscópica) que en conjunto, con se les conoce como Enfermedad inflamatoria intestinal (EII). 

¿Dónde tratar esta enfermedad?

Si usted reside en Guadalajara o sus alrededores (Zapopan, Tlaquepaque, Ajijic, Chapala, Tonala, etc), y tiene más dudas sobre este tema, o requiere de un diagnóstico puede agendar una cita en CEGA.

¿Qué afecta la colitis ulcerosa?

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son afecciones crónicas. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, incluidas todas las capas de la pared intestinal. Es posible que no se limite al tracto gastrointestinal (que afecta el hígado, la piel, los ojos y las articulaciones). La CU solo afecta el revestimiento interno del colon (mucosa).

¿En quiénes es más común la colitis ulcerosa?

Hombres y mujeres se ven afectados por igual. Comúnmente comienzan durante la adolescencia y la edad adulta temprana, pero también pueden comenzar durante la infancia o en la 3ra edad.

La CU se encuentra en todo el mundo, pero es más común en los Estados Unidos, Inglaterra y el norte de Europa. Es especialmente común en personas de ascendencia judía. Por razones desconocidas, se ha observado recientemente una mayor frecuencia de esta afección en los países en desarrollo.

Los familiares de primer grado de personas con colitis ulcerosa tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, pero el riesgo general sigue siendo pequeño.

¿Cuáles son los síntomas de la colitis ulcerosa?

Los síntomas incluyen sangrado rectal, dolor abdominal y diarrea, pero hay una amplia gama de síntomas entre los pacientes con esta enfermedad. La variabilidad de los síntomas refleja diferencias en la extensión de la enfermedad (la cantidad de colon que están inflamados) y la intensidad de la inflamación.

En general, los pacientes con inflamación limitada al recto y un segmento corto del colon adyacente al recto tienen síntomas más leves y un mejor pronóstico que los pacientes con inflamación más generalizada del colon.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es colitis-ulcerosa.jpg

Tipos de colitis ulcerosa

Los diferentes tipos de colitis ulcerosa se clasifican según la ubicación y el grado de inflamación.

La proctitis ulcerosa

Se refiere a la inflamación que se limita al recto. En muchos pacientes con proctitis ulcerosa, el sangrado rectal intermitente leve puede ser el único síntoma. Otros pacientes con inflamación rectal más severa pueden, además, experimentar dolor rectal, urgencia (sensación repentina de tener que defecar) y tenesmo (la sensación de evacuación incompleta).

La proctosigmoiditis

Implica inflamación del recto y del colon sigmoide (un segmento corto del colon contiguo al recto). Los síntomas de la proctosigmoiditis, como el de la proctitis, incluyen sangrado rectal, urgencia y tenesmo. Algunos pacientes con también desarrollan diarrea sanguinolenta y cólicos.

La colitis del lado izquierdo

Implica inflamación que comienza en el recto y se extiende hasta el colon izquierdo (colon sigmoide y colon descendente). Los síntomas incluyen diarrea con sangre, calambres abdominales, pérdida de peso y dolor abdominal en el lado izquierdo.

La pancolitis

Se refiere a la inflamación que afecta a todo el colon (colon derecho, colon izquierdo, colon transverso y el recto). Los síntomas incluyen diarrea con sangre, dolor abdominal y calambres, pérdida de peso, fatiga, fiebre y sudoracion nocturnos. Algunos pacientes tienen inflamación de bajo grado y síntomas leves que responden fácilmente a los medicamentos. En general, sin embargo, los pacientes con pancolitis sufren una enfermedad más grave y son más difíciles de tratar que aquellos con formas más limitadas de colitis ulcerosa.

La colitis fulminante

Es una forma rara pero grave de pancolitis. Los pacientes están extremadamente enfermos con deshidratación, dolor abdominal intenso, diarrea prolongada con sangrado e incluso shock. Están en riesgo de desarrollar megacolon tóxico (marcada dilatación del colon debido a una inflamación severa) y ruptura del colon (perforación). Los pacientes con colitis fulminante y megacolon tóxico son tratados en el hospital con medicamentos intravenosos potentes. A menos que respondan al tratamiento con prontitud, es necesaria la extirpación quirúrgica del colon enfermo para prevenir la ruptura del colon.

Diagnóstico

La manifestación más típica es la aparición de sangrado rectal o de una hemorragia digestiva baja que suele ser intermitente. Además se puede observar presencia de pus en las heces (debido a la inflamación de la mucosa) o incluso de moco. El color de la sangre es determinante: cuanto más oscura la afección puede haber interesado un tracto mayor de colon. En los casos en los que el sangrado sea profuso habrá que recurrir a transfusiones sanguíneas para corregir la anemia derivada de la pérdida de sangre. Además suele producir en el paciente dolor abdominal cólico, generalmente en hipogastrio y flancos, junto con tenesmo, fiebre, diarrea, y taquicardia.

No tienen por qué aparecer todos de manera simultánea,​ pero son sugerentes de enfermedad inflamatoria intestinal (EEI).

La confirmación se establece realizando una endoscopia digestiva baja (rectoscopia o colonoscopia). Durante este examen se puede examinar por medio de una cámara, la mucosa del colon. En el caso de la colitis ulcerosa, la mucosa se observa con evidentes signos inflamatorios como enrojecimiento mucoso, ulceraciones, presencia de moco y material fibrinoide y los llamados pseudopólipos. Para su confirmación definitiva se deben tomar biopsias, que deben ser examinadas por un patólogo. La presencia de abscesos crípticos es un buen indicio de esta enfermedad.

La afección inicia siempre en el recto y se extiende desde ese punto a los demás segmentos del colon, siendo la enfermedad más grave cuanto mayor porcentaje del colon esté comprometido. La inflamación suele ser continua sin respetar segmentos.

Si bien la intensidad de la inflamación del colon en la colitis ulcerosa aumenta y disminuye con el tiempo, la ubicación y el alcance de la enfermedad en un paciente generalmente se mantienen constantes. 

Por lo tanto, cuando un paciente con proctitis ulcerosa desarrolla una recaída de su enfermedad, la inflamación generalmente se limita al recto. Sin embargo, un pequeño número de pacientes (menos del 10%) con proctitis ulcerosa o proctosigmoiditis puede desarrollar más tarde una colitis más extensa. 

Los pacientes que inicialmente solo tienen proctitis ulcerosa pueden desarrollar colitis del lado izquierdo o incluso pancolitis.

Consulte a su médico.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Add Your Comment

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?
Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría agendar una cita en Guadalajara, Jal. México?